El silencio, como espacio del Encuentro

Alcanzado un silencio, que llega y ocurre repentino, contagiado, por el silencio de otros, -silencio compartido-, o por la vibración íntima de una obra artística, de modo que deja calladas la mirada, parte de la respiración, y desde luego el sonido y las voces interiores,

puede sentirse en ese instante una clara sensación de crecimiento.

A esa manera de crecer adentro la reconozco como Encuentro.

Reflejo mutuo, plenitud o consciencia, ejercicio del mirar y ser visto, del escuchar y ser dicho. Y a pesar de todo ello, me entusiasma que sea tan solo la preparación hacia un nuevo escalón, que aprecio a otra altura, con cierto idealismo, y desde luego aspiración,  que supone y viene dada en el Encuentro con el Otro:

estado de fraternidad que descubre la inocencia latente en todo ser humano, que algunos llamamos esperanza.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s