El Tiempo Dirigido: el tiempo no pone las cosas en su sitio.

De algún modo hemos creído a pies juntillas el siguiente funcionamiento con respecto a la vida: "El tiempo pondrá las cosas en su sitio". Sin más cuestionamiento, lo hemos incorporado con solidez, y hasta, en algunos casos, como una construcción lógica. Estoy en profundo desacuerdo y voy a intentar explicarme con una parábola.

Anuncios

El Tiempo y el fracaso

   La inmensidad del tiempo cae sobre mí. Tiene un desolador parentesco con el fracaso. Asumir cualquier certeza, comprenderla, llegar a entender algo próximo, incluso lejano, aprender, todas ellas traen una renovada paz. Al menos, durante un tiempo.